Cuando lanzamos Synthesis, la respuesta de los jugadores fue… bueno, podría decirse que fue “mixta”. Más allá de la recepción indiferente que recibió la liga Synthesis en su conjunto, notamos que casi todo el mundo reaccionó de forma positiva a la historia que exploraba la liga. En su momento no tuvimos oportunidad de hablar sobre ella, ¡así que lo haremos ahora!

Como ocurre con la mayoría de nuestras ligas, Synthesis comenzó como un conjunto de mecánicas interconectadas, más precisamente, un entorno que se disolvía y un metajuego de ubicar las zonas como fichas. En las primeras discusiones, decidimos que los “fragmentos de memoria”, que ya habían sido establecidos en la historia del Atlas, serían una representación genial para estos entornos que se disolvían. Inmediatamente, supe que quería que la narración atravesara estas áreas. Sin embargo, acabábamos de salir de Betrayal, en donde tuvimos problemas con la superposición de diálogos.

Apenas tuvimos prototipos jugables para estas áreas que se disolvían, tratamos de establecer aproximadamente cuánto diálogo podíamos ubicar de forma confiable en una de estas áreas sin tener problemas de que el audio se superpusiera o se cortara abruptamente. Resultó ser una o dos oraciones.

Una vez que ubicamos los límites, el escritor Matt Dymerski y yo nos pusimos a establecer al protagonista central (Cavas) y al antagonista (Venarius), quienes, como sería revelado más adelante, eran la misma persona. Queríamos que la historia tuviera un giro, que aparecería en una memoria especial al principio del Atlas, pero tampoco queríamos que saliera de la nada. Una gran consecuencia de la decisión de que Cavas fuera también el villano de la liga era que teníamos que tener un tercer personaje que lo reemplazara como narrador. Ahí fue donde Zana obtuvo la doble tarea en la liga de ser la Maestra Cartógrafa y el punto principal de contacto con Synthesis después del giro de la trama.

Que pudieras interactuar con los fragmentos de memoria era la primera pista hacia la verdadera identidad de Cavas. Matt y yo desarrollamos algunas memorias “clave” que iban completando la historia de Cavas, y daban cuenta de una juventud particularmente perturbadora. Una mostraba a su mamá acercándose a los Templarios para pedir limosna y siendo probablemente abusada por ellos. Otra exploraba el momento en que Cavas se unía a un grupo de personas que marchaban hacia la Plaza de Oriath para ver como colgaban a un esclavo Karui. Una tercera memoria mostraba el ascenso al poder de Cavas entre los Templarios, una organización que él inicialmente quiso cambiar, pero que terminó por cambiarlo a él.

Nuestra intención era desarrollar a este personaje menor de la historia mientras mostrábamos la vida en Oriath antes de Dóminus. Antes de Synthesis, Venarius era solo un nombre en algunos párrafos de la historia.

¡Pero esas no eran las únicas memorias que los jugadores podían experimentar! Una vez que tuvimos una lista de los mapas que los jugadores podrían encontrar en Synthesis, Matt y yo nos tomamos la oportunidad para dar mucho color al mundo. Los jugadores pudieron experimentar memorias de figuras famosas de la historia (como Raulo/Fidelitas y Brutus), además de algunos residentes de Wraeclast sin nombre. Algunas describían los primeros días, cuando el Antiguo devoraba a los habitantes de Wraeclast, otras mostraban los momentos que ocurrieron inmediatamente antes, durante y después del cataclismo de Malachai, y otras exploraban las vidas mundanas de algunas personas (¡como una cita particularmente incómoda!).

Desafortunadamente, con la evolución del final del juego de Path of Exile, gran parte de la historia de Synthesis ya no encaja tan bien. Es poco probable que integremos esta historia directamente, como algunos jugadores solicitan, porque Venarius, el Creador y el Antiguo han sido conquistados.

Y hablando de conquistar y Conquistadores, ¡quizás hablemos sobre ellos pronto!
Publicado por 
en
Grinding Gear Games

Reportar Publicación del Foro

Reportar Cuenta:

Reportar Tipo

Información Adicional